Al momento de disipar la fragancia en el ambiente el difusor emana el perfume lentamente a medida que sube el mismo por las varillas, si colocamos el frasco en un lugar con corriente de aire, donde circula gente , nos aseguramos un mayor perfumado y si lo colocamos por encima del nivel promedio de la altura de las personas, se percibirá mejor la fragancia y lograremos más perfumado en todo momento, también se recomienda usar más cantidad de varillas difusoras 

  Si se pretende que haya menos perfume en el ambiente o pretende alargar la vida útil del perfume se recomienda usar menos varillas y alejar el difusor de corrientes de aire. 

  A tener en cuenta que en la temporada de verano el perfume se evapora más rápido, así se puede observar que el líquido del difusor se consume con mayor prontitud.

  Es recomendable ventilar los ambientes diariamente para que se renueve el aire ambiental. Mantener los difusores lejos de llama directa ya que el perfume es inflamable de segunda y fuera del alcance de los niños y animales.


Oler café molido o preparado, para pasar de oler una fragancia a otra es una recomendación que hacen quienes están familiarizados con los perfumes. El café renueva los receptores de aromas y así despejados vuelven a percibir los aromas nuevamente.


Elegimos las fragancias por nuestros recuerdos y también por los sucesos que pretendemos que nos describan ante los otros de una manera personal. Así logramos describir nuestras intenciones en determinadas ocasiones.

Tenemos inclinaciones ya adquiridas que nos predisponen a elegir las fragancias de acuerdo a una distribución que se halla en la naturaleza y puede ser descripta de la manera siguiente :

ordenamiento :

Existen tres sustratos, bajo, medio y alto. El sustrato bajo es donde existen las raíces de todas las plantas, le siguen las primeras hojas y las flores, es este sustrato donde los frutos son pequeños, bayas y otras formas. Lo que se acaba de describir son las plantas más cercanas al suelo, lavanda, romero, fresas, frutillas, etc. que se denominan como aromáticas y frutales básicos, con mayor concentración en sus componentes olfativos. El sustrato medio es donde se encuentran los arbustos y árboles de mediano porte, con frutos bien definidos y flores con polinización bien diferenciada, hablamos de mandarinas, naranjas, limones, jazmines, rosales, etc.